VIDÉ,LA VUELTA MÓVIL


Es harto difícil comentar una propuesta teatral que a través de un despiadado y multifacético humor, ironiza y describe el último medio siglo de nuestra triste historia de país, tan plagada de cruentos enfrentamientos y desastres políticos de todo tipo.
El militarismo argentino, desde la mitad del siglo pasado, se distinguió por el recelo y enfrentamiento ideológico entre las tres fuerzas y cuya máxima explosión, lo fue en la inoperante dirección de la guerra de las Malvinas.
Vidé, la vuelta móvil” es una historia de nuestros últimos cincuenta años de historia donde la tragedia y el desfachatado humor se emparejan y nos van dando una idea de la descomposición que se va gestando en la sociedad; la conformación de un militarismo sin sentido, sin saber para que están, a quien y para quien sirven. El entorno de los derechos naturales de los humanos desaparecen y la ideologización mas irascible se apodera de ellos.
Basta observar la despiadada instrucción de los comandos, formándolos para las acciones mas perversas o la de los integrantes rasos preparados hacia un objetivo especial, el aniquilamiento del enemigo, cualquiera fuere este y si no lo hay, inventarlo.
La dramaturgia del multi talentosísimo Vicente Muleiro ahonda en el vacío racional de estos descorazonados, solo entregados devotamente a la religión cristiana y su otro objetivo de vida que son las armas.
La tremenda imaginación de Muleiro se adentra en la vida militar de un Videla que cree cumplir estrictamente los cánones de la formación e instrucción militar y con ello el deseo de tener suerte, de ser reconocido como un brillante militar y no como un genocida que en realidad lo fue, su interior se desgrana y su desesperación hace ebullición para que se le reconozcan sus méritos y es allí que un bufón con algo de sorna y mucha picardía criolla, le hace saber que su retrato ya esta colgado en la galería de presidentes, pero no le adelanta si seguirá allá.
Pero para esta inmensa manifestación teatral muy comprometida con la concepción progresista de la historia, debía tener dos actores que la convalidaran y ambos dan con creces tan gravoso desafío y quizás mas. Interpretaciones memorables, que vuelven a demostrar el enorme nivel y formación actoral de nuestro universo teatral.
Carlos March en sus distintas caracterizaciones asombra y emociona. La técnica del clown y el zapateo americano que fueron parte de su formación están aquí admirablemente expuestas. Sus 40 años con el arte teatral lo convalidan. Carlos Vignola, en el papel de Videla también descolla, pareciera que esta obra ,sin ambos , no seria lo que es.
No falta la ironía al poder de la iglesia a través del tiempo, su intromisión muy nefasta en nuestra confirmación como país, su triste papel durante la ultima dictadura cívico-militar, como tampoco falta la alusión a la simpatía histórica de nuestro ejercito a la ideología nazi-fascista.
Como no podía ser menos para el logro de esta pequeña obra de arte la dirección de Carlos March en el puntaje mas alto
Pese a ser la sexta reposición desde aquella ya legendaria puesta de Norman Briski, es una obra para ver, saber y meditar porque siendo un país tan maravilloso, estamos como estamos.

JAIME TARASOW-AM 1580 TRADICIÓN

TEATRO CALIBAN-Sábados 21hs.Agosto 2018


Comentarios

Entradas más populares de este blog

BITNUS

CLARIVIDENTES

M.A.L (mercados limitados asociados)