EL NOMBRE

Griselda Gambaro un nombre ya histórico en nuestro mundillo cultural, sigue con su permanente lucha por el reconocimiento de la condición humana en su total dimensión, por la verdad contra toda forma de injusticia y fervientemente a erradicar de la mente de los terráqueos la intolerancia y discriminación en cualquiera de sus instancias.
Alrededor de 200 son sus participaciones como autora en espectáculos teatrales y por tal motivo y por la calidad e importancia de sus textos le cabe la calificación de leyenda viva.

La reposición de EL NOMBRE en versión actualizada, pues es un texto de 1974 pre sangrienta dictadura , es un texto hondamente triste, pero lleno de humanidad y nostalgia que cobra una dimensión artística sideral por la enorme interpretación de Silvia Villazur y la dirección de la multinominada y premiada Laura Yusem.
La dramaturgia cuenta la historia de “MARIA” una mujer humilde que deambula por la vida tratando donde encontrar trabajo y donde poder dignificarse al encontrarlo. Y mientras la va narrando sus ojos aviesos van mirando con ternura y mas aun con piedad, a algunos seres que se van cruzando en su camino.
Un texto vibrante, profundo, humano y tremendamente conmovedor que nos emociona y nos muestra cuan injusta es la sociedad creada y existente.
Se dice y con razón, que el teatro es único en poder generar una interrelación entre el actor y el espectador permitiendo esa hermosa complicidad y en esta puesta de Laura Yusem , muy poética y dramática, logra que quien especta, de inmediato se identifica con esta valiente criatura, sufrida y batalladora desde su casi adolescencia. Sola en este mundo no encontró la comprensión y el cariño tan necesarios pero, nunca dejo de luchar por su reconocimientos pese a enfrentar dicha incomprensión, discriminación y ciertas maldades ya incorporadas entre nosotros en la actual sociedad fría,e indiferente. Aqui está el gran valor del texto.
Las frustraciones de Maria, entre otras, eran los cambios permanentes de nombre que le imponían caprichosamente las distintas mujeres con las cuales entablaba una relación laboral ya de edad madura y también abandonadas al cariño familiar.
El nombre en definitiva es una portación de identidad, es un principio y un derecho al mismo tiempo. Y es una identificación que nos dieron al nacer y por la cual MARIA no cejó en su reconocimiento.
La labor de Silvia Villazur, sabiamente dirigida por Laura Yusem es memorable; uno no llega a dilucidar si lo que termina de presenciar es una ficción o realmente la vida misma de la actriz.Enorme plasmación artística de nuestro teatro independiente donde una vez mas debemos reconocer el talento y la inventiva de esta concreción artística que apela a una escasa utiletaría pero a un inmenso esfuerzo actoral.
Admirables todos los aspectos técnicos y un interesante hallazgo la pantalla que acompaña toda la obra y que es una calle por la cual transita la vida misma.
JAIME TARASOW A M 1580 TRADICION

EL CAMARIN DE LAS MUSAS-VIERNES 20.30-OCTUBRE 2018

Comentarios

Entradas más populares de este blog

BITNUS

CLARIVIDENTES

M.A.L (mercados limitados asociados)