AGAMENÓN

El teatro conceptualmente es un cuerpo en movimiento, pero a su vez, una experiencia única que potencia y desarrolla la capacidad de mostrar e indagar que tienen todos los humanos, las instancias y realidades de la vida misma, sean estas trágicas y dolorosas. Este maravilloso arte proviene desde muy atrás en la historia y su magistral desarrollo proviene de la antigua Grecia creadora.
Las tragedias provienen de eso años. En general tenían la particularidad de reseñar en sus argumentos, la caída de un personaje importante.
AGAMENON es la primera obra de la Orestíada de la trilogía de Esquilo, escrita por los años 450 AC y que ocho años mas tarde, ganó el primer premio en las fiestas dionisias de Atenas.
Dicen algunos estudiosos que la misma, ésta inspirada en los mitos y representaciones sagradas de entonces.
La reciente puesta de esta clásica tragedia, sin traicionar su esencia, trata de abordar los medios de expresión que ella reclama, pero a su vez de aligerarla respecto a las puestas tradicionales, sin soslayar lo profundo de sus parlamentos, pensada e ideada no sólo para espectadores habituados a estas expresiones artísticas, sino, con una mirada para atraer un público mas masivo. Un desafió extremo, resuelto con talento creador.
Esta intención de exponer una obra clásica adaptándola al público actual se logra con creces, pues el resultado es un espectáculo con ritmo y acciones vivaces.
Aquí es de ponderar la puesta que se apoya en los recursos tecnológicos hoy enormemente utilizados, que la dinamizan y jerarquizan.
La codicia, el poder, la venganza, el castigo, los odios enquistados, son algunas consignas que ésta tragedia expone.
La vuelta de Agamenón luego de 10 años de guerra, lo hace triunfante después de dejar un río de sangre. Su esposa lo espera luego de tan larga contienda, pero el recibimiento no es el esperado, pero aun así, resignado lo acepta.
Su mujer ya tenía urdido un plan para deshacerse de él, en complicidad de un amante que compartió con ella el tiempo de espera en su probable regreso.
Se conoce a Agamenón como un ser con exceso de ambición, acostumbrado a hacer su voluntad y adepto a todo tipo de placeres. Fue un líder algo diabólico, que logro concretar sus objetivos no siempre por la fuerza, sino apelando a cierta astucia como lo prueba la hazaña del caballo de Troya.
Como trofeo de sus conquistas trajo consigo a una esclava que no le profetizó un futuro venturoso. Trágico final que ocurre en venganza por el asesinato de su hermosa hija , sacrificio que le ordenó una sacerdotisa.
Cuesta creer que en quinientos años antes de Cristo ya existían todos los males que parecen innatos en el ser humano.
Las miserabilidades en la corte, los deseos de conquista, el poder, el desprecio por la vida humana, la desmedida ambición, los repudiables sacrificios a los dioses y aun los bíblicos a DIOS, inútiles y perversos.
La obra remarca tales falencias humanas, las desgracias de las guerras, donde las víctimas son quienes son llevados por la fuerza a esos enfrentamientos. Fuerte alegato anti belicista y las cruentas consecuencias que causan.
Se resalta el disfrute por el poder y la impunidad que este le da a los poderosos y como ya entonces, dicha problemática y desdichas ya eran percibida por el pueblo.
Dicen quienes elaboraron y cristalizaron este “capo laboro” teatral: “La obra esta atravesada por los temas siempre vigentes de la guerra y la paz, la venganza y la justicia, el castigo de la desmesura, la posición de la mujer, las relaciones del individuo con el estado y también entre el deber y la pasión.”
Cualquier semejanza a nuestro mundo actual y a nuestro país en particular no es pura casualidad, es la consecuencia de la permanente vigencia de los poderosos intereses económicos rectores de nuestros destinos.
Si la dramaturgia es una intensa indagación a las conductas, reacciones y motivaciones humanas, tal difícil y complicada especificación de la misma debía contar con quienes pudieran trasmitir dicho texto al publico,
Aquí se aúnan la otra trilogía que logra esta formidable concreción artística. La dirección genial de Manuel Iedvabni y Pablo Flores Maini. Ademas Iedvabni ideó la concepción del espectáculo. Los imponentes Ingrid Pelicori y Osmar Nuñez generan una interpretación memorable y la parte técnica, resuelta con talentosa imaginación apelando a la tecnología de avanzada supliendo los decorados.
Respetan el antiguo teatro griego, de sólo dos actores que realizan los distintos personajes. Asimismo la utilización de máscaras,los modos de expresión y una temática que nos muestra que nada ha variado, lo antiguo y lo actual siguen vigentes y cabal demostración que el teatro clásico no es pesado cuando se lo sabe adaptar al publico de hoy.

JAIME TARASOW-AM1580 TRADICIÓN.-

TEATRO LA COMEDIA .-SABADOS 20HS.-RODRIGUEZ PEÑA 1062




Comentarios

Entradas más populares de este blog

JUEGOS DE AMOR Y DE GUERRA

ENSAYO DE UNA UTOPÍA

EL EQUILIBRISTA